Arrinconado

Arrinconado.

Busco un refugio en mi propio hogar,

Una locura infundada, porque todo

Lo que podía romperme el alma lo tiré:

Até y doblé hasta dejar chiquititas

Tus mentiras;

Borré y taché tus promesas pegadas al corazón,

Regalé a una buena alma tu cachorrito amor;

Y hasta llegué a destilar tus perfumes de mis sábanas,

Sin embargo acá estoy,

Refugiándome en el último rincón de mí casa.

Porque se asoman por la esquina,

Saliendo desde nuestras oscuras profundidades,

La única cosa que nos sobrevivió,

Tener la razón.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s